LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Pico de Barrosa, (2742m). (12 de Junio de 2005)

Salida: Entrada al Valle de Barrosa desde la carretera.
Llegada: Pico de Barrosa (2742m)
Desnivel: Unos 1300m.

Ascensión realizada junto a Montañeros de Aragón.

Itinerario seguido hasta los picos ascendidos en la jornada.


INTRODUCCIÓN:

Salimos pronto desde Zaragoza en el autobús camino del valle de Bielsa; largo trayecto en autobús pero el que algo quiere algo le cuesta, así que cabezadita en el camino y así a eso de las nueve llegamos a la entrada al valle de Barrosa, al lado de Hospital de Parzán. En aquellos años yo pertenecía al Club de Montaña de Montañeros de Aragón con los que hice algunas salidas siendo esta la más dura debido al desnivel a superar pero las abundantes paradas que se hacen cuando vas con mucha gente hizo que fuese más liviana la actividad.

ASCENSIÓN:

El camino es un paseo al principio, el valle gana altura suavemente entre pinos, hayas, etc, cruzando riachuelos que bajan con bastante agua por el deshielo. El valle se va abriendo poco a poco y se llega a una zona en la que los árboles dejan ver completamente el circo de Barrosa con las dos moles del Robiñera y La Munia en el fondo del mismo. El día es claro, aunque eso duraría solo por la mañana...

El valle casi al principio de la excusión. Abunda la vegetación en el camino.

Ya vemos arriba Robiñera (izda) y La Munia (dcha).
Llegamos al fondo del valle donde hay un refugio en precario estado rodeado de numerosas vacas y sus pasteles desperdigados por doquier. En este punto, a 1750m de altura tomamos un descanso para beber y comer algo, disfrutando de las vistas pero sobre todo cogiendo fuerzas físicas y mentales pues aún nos quedan 1000m de desnivel para la cima.

Una vista atrás del bonito y solitario Valle de Barrosa.

Hemos recorrido todo el valle y sólo ganamos 300m. Nos ponemos pues en marcha hacia el puerto de Barrosa que comunica Francia con España mediante el HRP francés. Aquí el camino está bien pisado y no hay pérdida, largos zig-zags nos hacen ir subiendo al principio por campas de hierba con la senda atravesándolas y más tarde sólo piedras y tierra. Pasamos cerca de un pequeño ibón ya casi colmatado pero que nos sirve de referencia para la altura, a unos 2120m más o menos. Falta menos pero las piernas notan la subida sin descanso hacia el puerto.

Llegamos a él unas tres horas y pico después de comenzar. Ya vemos nuestro pico y vamos a por él girando a la derecha y apartándonos ahora del collado de Barrosa. Aquí se deja notar el frío que viene en todos los collados al comunicarse ambas vertientes. La vista que tenemos del pico de La Munia son espectaculares, tan cerca que se deja querer pero de momento el objetivo de hoy es otro y hacia él vamos.

Ya vemos cerca la cima del Pico de Barrosa.
Ahora seguimos por un camino entre hierba bastante alta y luego un pedregal muy extenso, el viento parece no querer que sigamos pero las ganas pueden más que los elementos y así llegamos a un collado en el que vemos la última costera que nos queda para llegar a la cima. En pocos minutos llegamos a la cima, hacemos algunas fotos y bajamos pronto pues el viento trae las nubes desde Francia más rápido de lo deseable. 

En la cima del Pico de Barrosa, detrás y semioculta, La Munia.
Parte del cordal que forman los Picos de Barrosa.

Así ocurre que a la bajada nos pilla una tormenta típica de junio, con frías gotas molestando nuestro descenso aunque afortunadamente dura poco pues el camino de vuelta es largo aún. Una vez llego al río, bebo agua, descanso lo justo y vuelvo a ponerme en marcha, no quiero más lluvia. Afortunadamente no me cae más agua y llego al autobús con tiempo suficiente para descansar esperando junto a unos cuantos la llegada del resto del grupo.

Pico Anayet, (2545m). (5 de Junio de 2005)

Salida: Aparcamiento de Anayet (Formigal) (1730m).
Llegada: Pico Anayet (2574m).
Desnivel: 844m.

Ascensión realizada junto con Carlos.

Itinerario seguido durante la jornada.

INTRODUCCIÓN:

Subida a un pico muy elegante aunque no demasiado alto pero con alguna dificultad (un paso calificado en los mapas como de II) que lo hace especial.

El pico de Anayet se encuentra en un lugar muy bonito aunque tristemente amenazado por la expansión de las pistas de Formigal. Cuenta con un llano previo en el que se encuentran los ibones de Anayet, turberas en las que podemos apreciar el Pico de Anayet, el Vértice de Anayet, y el omnipresente Midi d´Ossau entre otras cimas más secundarias.

ASCENSIÓN:

Salimos desde el aparcamiento de la estación de esqui de Formigal, a veces está cerrada la pista que lleva al aparcamiento y hay que dejar el coche en el corral de las mulas.

Mañana soleada, brisa fresca y poca gente. Encaramos el valle de Culibillas siguiendo el torrente del mismo nombre. Es parte del GR-11 y el valle no tiene pérdida, en una hora y poco se llega al llano de los ibones tras pasar un collado con una bonita cascada a la izquierda que desagua de los ibones. En el llano, las fotos de rigor de nuestro objetivo y demás panorama. Parada además de para fotos, para echar algunos tragos y tomar algo sólido. Estamos a unos 2200m de altura.

Vemos nuestro objetivo más cercano. El aspecto desde aquí es espectacular.
El Midi d´Ossau visto desde el llano de los ibones de Anayet.
Nos vamos acercando cada vez más hacia el collado.

Encaramos hacia el collado de Anayet donde podremos elegir entre subir al Vértice o al Pico de Anayet. La subida al collado es inclinada, suele haber nieve hasta bien entrada la primavera y primeros días del verano. Si ésta no está muy dura se sube sin muchos problemas sin crampones por la más que segura huella; en caso de que esté dura, crampones y piolet imprescindibles. Una vez en el collado, a 2404m nos desplazamos hacia la derecha por un sendero que luego se perderá en la roca del pico. Va ascendiendo poco a poco por buena roca hasta llegar a un paso delicado que cuenta con una sirga metálica para asegurar al ser una zona de roca resbaladiza y con un patio nada despreciable.

Paso de la sirga subiendo al Anayet.
Carlos pasando por el tramo de sirga. (Foto tomada a la vuelta)
Una vez superado este paso llegamos a otra zona mixta de roca y hierba donde vemos el último obstáculo, una corta chimenea, sin apenas dificultad si se va con tiento, que nos deja en la cima tras unas dos horas y poco desde el aparcamiento.

Cima del Anayet, al fondo destaca el Midi.

Las vistas son grandiosas al estar tan aislado y no tener ningún pico que le quite visión. Vemos bien cerca el Vértice de Anayet, con el color rojizo característico de esta zona del Pirineo, y abajo quedan los ibones de Anayet.

El Vértice de Anayet desde la cima del Pico Anayet. Al fondo, La Moleta.
Los ibones de Anayet desde la cima del pico.

Bajando con cuidado (como siempre) y con tranquilidad, que los días en junio dan para mucho, llegamos al aparcamiento. Y ahora... a buscar la cervecita.

Relajado descenso por el Valle de Culibillas camino del coche.