LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Pico Monjes y Cresta de Astún. (22 de Abril de 2007)

Itinerario seguido: Aparcamiento de Astún-Pico de los Monjes-Pico de Astún-Pic d´Astú-Punta Malacara-Aparcamiento de Astún.

Lo primero que hay que decir de este recorrido es que se hizo junto a varios foreros de la página pirineos3000.com  a saber, Arthurlee, kaiku, jazz, jcarlos, Robermait y dos colegas más, Carlos y Sergio. El día fue magnífico en todos los aspectos, tanto en lo climatológico como en lo social pues reinó un gran ambiente durante toda la jornada.


Recorrido completo por la cresta de Astún.
Ascensión al Pico de los Monjes:

Quedamos en el aparcamiento de Astún, junto al hotel Europa a eso de las 9 de la mañana y en pocos minutos, tras los saludos y presentaciones comenzamos a andar al lado de una barrera que cierra el paso junto a un torrente que baja precisamente del ibón del Escalar, hacia el que debemos dirigirnos. El camino va cogiendo altura dejando las instalaciones de la estación de esquí abajo mientras hace revueltas cerca del torrente que nos acompaña en todo momento. La senda está muy marcada y no tiene pérdida, incluso por donde hay nieve que tapa la senda, las huellas de otros nos marcan el camino.


Comenzando a andar desde la estación de Astún.

En unos cuarenta y cinco minutos desde que salimos llegamos a la cubeta del ibón del Escalar, el cual nos encontramos con una cubierta de nieve y hielo. En este punto paramos un momento a beber algo y hacer unas fotillos, las primeras de una larga serie que haríamos a lo largo de todo el día.

Primera parada del día, al lado del ibón del Escalar.
Nos ponemos en marcha al poco rato bordeando el ibón por la derecha para coger el vallecito que vemos enfrente, no el de la derecha. La vista del macizo de Aspe al fondo, detrás del ibón ameniza la marcha. Ahora la nieve se hace nuestra compañera, pero la escasa altura y las altas temperaturas de estos días hacen que el progresar por ella abriendo huella sea algo tedioso, así que buscamos en cuanto podemos, pisar cualquier brizna de hierba o tierra con tal de no hundirnos pues de momento optamos por no calzarnos las raquetas, ya que la capa de nieve no es uniforme.

El grupo va rodeando el ibón.
El Ibón de Escalar y el macizo del Aspe al fondo.
En pocos minutos llegamos al collado de los Monjes, también denominado Puerto de Jaca en algunos mapas. Collado fronterizo en el que se localiza un mugarri, que con esa cantidad de nieve se encontraba cubierto y no pudimos traernos la foto para nudels, una lástima. Aquí ya el panorama se amplía y vemos enfrente de nosotros la figura majestuosa del Midi d´Ossau y toda la zona de Aneou.


En el collado de los Monjes, admirando el panorama.
Vistas hacia el Midi desde el collado de los Monjes.
Un rato de fotos y de nuevo en marcha camino de nuestro primer objetivo de hoy, el Pico de los Monjes. Giramos pues a nuestra izquierda y enfilamos una pequeña aunque pronunciada cuesta que nos sitúa en otro nivel superior, una especie de segundo collado.

Subiendo este pequeño hombro previo al Pico de los Monjes.
En este punto, vemos ya el Pico de los Monjes y el trecho que nos queda, corto y sencillo hasta su base. El camino nos deja en una corta arista que une la frontera con el pico. 

Vista del Pico de los Monjes, ya lo tenemos cerca.
Por la arista que separa el pico del cordal fronterizo.
Con nieve, como está hoy, es una bonita estampa y anima a cruzarla para, ahora sí, empezar las pequeñas trepadillas y algún paseo por la cara sur del pico, en unos cinco o diez minutos desde la arista se llega a la cumbre, pasando por otra corta arista a mitad de camino.


Juan Carlos y yo pasando por la pequeña arista previa a la cumbre.
Foto de cima en el Pico de los Monjes. El buen ambiente es palpable en nuestras caras.
El panorama desde arriba es espectacular, la cima no es demasiado grande pero estamos ocho personas sin problema y no hay peligro de caída. Hacemos fotos a diestro y siniestro, identificamos algunos picos y aprovechamos para comer algo en la cima, que ya toca y aún nos queda mucho por delante. Nos ha costado subir algo menos de dos horas, paradas incluidas.

Ascensión al Pico de Astún y al Pic de Astu:

Después de comer algo y echarnos unas risas, decidimos seguir la marcha hacia nuestro siguiente objetivo, el Pico de Astún. Comenzamos la bajada del Pico de los Monjes, unos destrepes por aquí, unos pasitos por allá y de nuevo nos encontramos en el collado de los Monjes, bajamos algo más y ya próximos al Puerto de Jaca decidimos ponernos las raquetas pues vemos que lo que tenemos por delante es sólo nieve, al menos ahora.


Ascendiendo ya con las raquetas camino del segundo pico del día.

Durante un buen rato subimos con ellas hasta una cota de 2278m entre el collado y el Pico de Astún, confirmamos con el mapa que no es todavía el pico que anhelamos y nos ponemos de nuevo en marcha. En pocos minutos debemos quitarnos las raquetas pues empieza a haber zonas de cresta y roca que nos impiden progresar con ellas.

Hay puntos en los que se hace obligatorio prescindir de las raquetas.
Llegamos al Pico de Astún al poco rato, y el mojón de la cumbre nos indica que hemos llegado a la segunda cima del día, 2287m.

Cima del Pico de Astún.
Hacemos un pequeño descanso para observar el panorama y lo que nos resta de cordal y vemos abajo el ibón de las Truchas que queda entre el Pico de Astún y el Pic de Astú.

Vistas del resto del cordal con el Malacara como último pico y el Ibón deras Truchas abajo.
Para llegar a este último simplemente seguimos la cresta divisoria y en unos pocos minutos estamos en la tercera cima del día. Otro pequeño mojón indicativo. Aquí estamos poco rato, foto de grupo, foto de lo que hemos hecho hasta aquí y vuelta a la marcha.

Foto en la cima del Pic de Astú.
Ascensión a la Punta Malacara:

Vamos a por la Punta Malacara, pico siguiente en la cresta. Para ello descendemos hasta el collado de Astún que se encuentra en medio de estos dos picos, el de Astú y el Malacara, a 2189m. Una vez que llegamos a este punto nos volvemos a poner las raquetas pues desde aquí hasta la cima del Malacara vemos continuidad de nieve y la hora que es hace que esté demasiado blanda para andar sin ellas. Dura poco esta última subida pero merece la pena llegar a ella pues las vistas de la Canal Roya en toda su longitud bien merecen una tranquila contemplación.

La Punta Malacara es el último pico del día y aunque alguno quiere llegar hasta La Raca, parece que gana la opción de descender y volver para evitar tormentas amén de que ha sido una jornada completa con cuatro picos, que no está nada mal. Vemos lo que hemos hecho durante todo el día de hoy  y nos hacemos una foto del grupo antes de emprender la bajada.


Vista de todo el cordal que hemos recorrido y los picos visitados.
Foto de grupo en la cima de la Punta Malacara.
El descenso lo hacemos siguiendo la cuerda hasta un collado al que llegan los remontes de la estación de esquí. Para llegar a ese último collado del día, hacemos un par de sube y baja por la cresta. Cresta que es afilada durante unos metros, como despedida de la jornada no tiene desperdicio, ni dificultad excesiva, hay que aclararlo. Una vez en el collado, a 2128m bajamos por las pistas de esquí, algunos con raquetas y otros ya sin ellas. El calor empieza a ser agobiante así que aceleramos el paso y a eso de las cuatro de la tarde llegamos a los coches, nos cambiamos y hacemos una parada en Villanúa para rehidratarnos con unas buenas cervezas a la salud de los que hemos participado de esta estupenda ascensión, deseando repetir la experiencia de hoy en poco tiempo.

Pico Canal Roya, (2345m). (15 de Abril de 2007)

Salida: Aparcamiento próximo al Portalet (1720m).
Llegada: Pico Canal Roya (2345m).  
Desnivel: Unos 600m. 
Cobertura de móvil: Irregular. Buena en la cima y proximidades.  

Ascensión realizada con Carlos.

Mapa del recorrido realizado hasta el Pico Canal Roya.

ASCENSIÓN:

Salimos del Valle del Ebro con nubes, nubes en Huesca, nubes en Sabiñánigo pero por suerte para nosotros ahí se quedaron pues ya dentro del Valle de Tena se abrían claros con alguna nube aislada pero sin peligro de lluvia. Depués de un invierno atípico, con la llegada tardía de la nieve vemos al llegar cómo todo el circo de Aneou rebosa de este elemento.  

Dejamos el coche en el aparcamiento situado a la derecha de la calzada a un kilómetro y medio después de pasar la frontera. Nos ponemos las botas y las mochilas; las raquetas van en la mano ya que vemos que nada más cruzar un pequeño puente que hay unos metros más abajo ya hay nieve de manera continua.  Comenzamos a raquetear a eso de las 10:30 de la mañana, siguiendo dirección oeste todo el tiempo; dejamos unas cabañas de pastores, centro pastoril, a nuestra izquierda (decir cabañas a esto es casi una ofensa porque menudos "chalets" tienen los pastores galos comparados con las "chozas" españolas).

Carlos ajustándose las raquetas al inicio de la actividad.
Primeros pasos por la nieve en este llano que sirve para calentar piernas.

La huella de las raquetas y de los esquíes es muy clara, así que admiramos el panorama sin preocuparnos de mirar el mapa constantemente, no hay pérdida con semejante huella en la nieve. Observamos los picos fronterizos como el Pic d´Aneou, la Campana de Aneou, Cuyalaret, etc.

Vista de los picos fronterizos, Campana de Aneou, Cuyalaret, etc.
Enfrente de nuestra vista veremos un pico que sobresale de manera curiosa, es la Pene de la Glere, que lo dejaremos a la izquierda cuando lleguemos a él, siguiendo casi rectos hacia el collado de Houer o de Gradillere, con la vista ya de nuestro objetivo de hoy, el Pico Canal Roya.

Camino del collado de Houer, con el Pico Canal Roya a la izquierda.
Para llegar al collado de Houer o Gradillere, situado al norte de nuestro pico, debemos franquear el pequeño circo que forman el propio Pico Canal Roya, la Peña Blanca y la Pene de la Glere. De esta forma llegaremos el collado de Houer (2246m). Como empecé a andar muy rápido ahora pago un poco las consecuencias y me cuesta coger resuello (ya me lo advertía mi compañero de hoy, Carlos). Ahora simplemente debemos tomar la loma que, hacia el sur, nos sitúa en esta cima privilegiada.

Carlos y yo en la cima del Pico Canal Roya.
Viento suave aunque fresco. Ya sé que es una cima de poco más de 2300m, pero las vistas desde ella son espectaculares: cae a tajo sobre la Canal Roya, tenemos enfrente la impresionante cara norte del Pico Anayet, al noreste el Midi y Peyreget, al oeste la vista llega hasta el pirineo navarro, y hacia el este...pues casi nada, Infiernos, Balaitous, Palas, Lurien y muchos más.

La impresionante cara norte del Anayet desde la cima del Canal Roya.
Estamos en la cima unos veinte o treinta minutos comiendo algo, admirando el paisaje y haciendo fotos y alguna panorámica de nuestro querido Pirineo que luce más, si cabe, vestido de este blanco que todo lo cubre, un 15 de Abril de 2007.

Panorámica sacada desde la cima del Canal Roya.
Tardamos en llegar al coche alrededor de una hora y cuarto, eso sí, pasando ya bastante calor. Unos refrescos de cola y papas bravas en Escarrilla y para casa, ha sido un bonito día de montaña invernal.